Tweet En la noche del 9 de febrero de 1855 después de una nevada ligera, una serie de marcas como pezuñas apareció en la nieve. Junto a las huellas de aves y animales que uno esperaría encontrar, otra serie de huellas fue descubierta por los residentes locales: una serie de misteriosas huellas de cascos. Las […] ↓ Read the rest of this entry…