El Angel que Cuida a la NiñaActualmente existe en el cementerio de Orizaba Juan de la Luz Enríquez, un hermoso sepulcro en donde se ve un gran ángel observando a una pequeña la cual se encuentra sobre su cuna.

La leyenda Cuenta que hace ya mucho tiempo existió una familia que sufrió la perdida de una pequeña y su nombre fue Ana María Dolores Segura y Couto, la cual pierde la vida quemada a la escasa edad de 2 años y tres meses.

El cariño de sus padres por la pequeña fue muy grande y por ello decidieron mandar a realizar un sepulcro muy peculiar, el cual es la figura de la niña con sus medidas exactas tal y como había sido en vida, esta escultura se realizo en mármol dando la sensación de que la niña esta con vida, sus padres posteriormente deciden mandar a realizar un Gran Ángel al lado del sepulcro el cual tiene las alas extendidas para proteger a la pequeña.

Se cuenta por las noches los ojos del Ángel con sus ojos ilumina a la pequeña para que esta no tenga miedo de la oscuridad y al estar el sol, el ángel acomoda sus alas de tal modo que el sol no pueda lastimar la figura de la pequeña.

Realmente se nota que el sol nunca toca los ojos de la figura de la niña sea el mes que sea.