La Mano Peluda Esta es uno de los relatos mas conocidos de el programa de la Mano Peluda, y ha de tener mas de 10 años de que sucedió.

Recuerdo que al haberlo oído, fue uno de los mas impactantes que recuerdo de las veces que escuche el programa, pero para los que no se acuerdan o no lo conocen, les pongo un resumen de la historia:

El caso Clarita:

SEÑORA: Señor Carlos, ayúdeme ayúdeme, por favor, mi hijo, mi hijo me quiere matar. (VOZ ATERRORIZADA)

LOCUTOR: A ver, dígame señora, tranquila, qué pasa.

SEÑORA: Mi hijo desde hace 7 meses juega con la Ouija en la noche, no le tomé importancia, pero ahora dice en otro idioma palabras raras y dice de repente que quiere matarme y a sus hermanos, en ocasiones tiene una gran fuerza que no debería tener un joven de 13 años, ha intentado matar al perro con un cuchillo, y hoy y hoy (GRITO DE: NO POR FAVOR NO!!!!!)

LOCUTOR: Señora ¿qué pasa?, dígame señora, ¿¿¿¿¿¿sigue en línea, señora??????

SEÑORA: Ayúdenme, ayúdenme, por favor, mi hijo está levitando en su cama, dios mío está flotando, está flotando, ayúdenme, por favor, tiene los ojos en blanco, tiene una navaja, Dios qué quieres, deja a mi hijo, Dios, Señor Carlos, alguien ¡¡¡ayúdenme!!!

En la grabación en esos momentos se escuchan gritos, y llanto, se escuchan gritos de la señora y de repente se corta la llamada…

El Audio Original:

Ahí es donde se corta la llamada. El locutor del programa dijo que él y otros especialistas analizaron la primera grabación de la señora y pudieron aislar los ruidos de la grabación, resultando que dentro de los gritos y los llantos, en primera eran de varias personas; lograron aislar el ruido de la grabación y se alcanza a escuchar un eco: “Te voy a matar perra, a todos, te voy a matar y si sigues pidiendo ayuda a todos mataré, nadie te ayudará, ayudará, ayudará, ayudará……”

Fue horrible, pues era un eco muy lejano pero muy claro. Contó el locutor que semanas después, un señor llamó a la estación muy asustado, pero según dijo dispuesto a decirle qué había pasado y esto se escucha en la grabación:

“Mire Sr. Carlos, el día que la señora le llamó, esto sucedió: ella es portera de un edificio de la zona Sur de la ciudad de México, muy entrada la noche, la escuchamos yo y otros 10 vecinos del edificio gritar.

Todos salimos a los balcones hacia el patio, que es donde está la casa de ella, para saber qué pasaba. La oímos gritar, varios hombres, entre ellos yo, bajamos a su casa, forzamos la entrada y la vimos con el auricular, pidiendo ayuda a alguien, que después supimos era usted.

En eso al vernos, se escucharon por todo el edificio gritos y llanto, tan fuerte que nos aturdieron por un instante. La señora colgó el teléfono y corrió hacia nosotros pidiéndonos que la ayudáramos. Al preguntarle por qué señaló el cuarto de sus hijos, (VOZ ATERRORIZADA) y en serio, señor, jamás había visto algo así, todos nos quedamos petrificados de miedo, vimos al hijo mayor de la señora, no sé si crea esto, pero volando, así como lo oye, como a 30 cm. del piso, los ojos en blanco, una sonrisa que la verdad no sé cómo la hacía, era de oreja a oreja, era diabólica, y con un gran cuchillo en la mano, incluso con sangre.

Los vecinos no sabíamos qué hacer, le preguntamos a la señora qué le pasaba y ella sólo decía que él la quería matar. Salimos corriendo de la vivienda hacia el patio de en medio, pero el joven nos siguió, estaba en medio del edificio flotando y hablando extraño. Todos los vecinos al ver eso, empezaron a gritar unos, otros a rezar, mientras que otro señor intentó detener al joven jalando de los pies por atrás; lo consiguió, el joven estaba como desmayado, pero no soltaba el cuchillo. Hicimos lo que se nos ocurrió señor, llamamos a un cura y……”

En este momento la grabación se corta, contó el locutor que por más que intentaron comunicarse con la señora o con el señor que jamás dio su nombre, todo fue infructuoso. Pasaron por meses las tres grabaciones anteriores, los especialistas sólo decían que el joven debía estar poseído por un espíritu demasiado fuerte, pero que sin más información no podían hacer más.

Cuenta el locutor que esa llamada fue la causa que el programa se cambiara de horario, porque en el estudio contó él, se escuchaban voces, gritos y lamentos, que en más de una ocasión al personal del programa los aventaron y golpearon fuertemente sin que alguien físicamente estuviera allí, y a uno de audio le sucedió un accidente de auto, el que dijo él lo había provocado la aparición de un rostro en el vidrio de su carro.

Fue tanto el miedo que empezaron a sentir todos en la estación de radio que le dijeron al productor y al locutor, que hasta ese día en que yo lo escuché, aceptó que también estaba aterrorizado, que o cambiaban el horario o renunciaban. Fue así que actualmente este programa pasa a las 12:00 hrs. Lo más increíble de la historia son las llamadas, se escuchan demasiado reales y demasiado aterradoras”.