La Bruja de Mty 2004 Durante la madrugada del 16 de enero del 2004, un policía municipal del estado de Monterrey, México, reporto haber sido atacado por un extraño ser, el cual de acuerdo a la información enviada por el prestigiado investigador de esta misma entidad, Santiago Yturria, se trata de un extraño ser volador de extrañas características, el incidente ha suscitado una gran conmoción entre los vecinos de ese sector así como una polémica controversia entre los diferentes medios de comunicación y la gente de Monterrey.

La madrugada del viernes 16 de Enero del 2004, el oficial de policía Leonardo Samaniego Gallegos se encontraba a bordo de su patrulla realizando su rutina de vigilancia en la colonia Valle de la Silla en Guadalupe, N.L. sin imaginar que el destino le preparaba una amarga y desagradable experiencia que quizá nunca podrá olvidar. Según el testimonio del oficial Samaniego transitaba por una calle de esta colonia realizando su rutina. Iba solo y de vez en cuando se reportaba por radio de acuerdo al reglamento. Al dar la vuelta en una esquina y avanzar media cuadra logró observar de su lado derecho algo que caía de un árbol. " Era como un bulto grande – menciona Samaniego – que me llamo la atención y como me pareció inusual y extraño detuve la patrulla y lo afoqué con las luces altas de la patrulla."

En ese entonces y según sus palabras se dio cuenta que era una persona al parecer una mujer vestida de negro y con una capucha y capa que se trataba de tapar los ojos al parecer molesta por las fuertes luces de la patrulla que le iluminaban y demostraba cierto enojo por verse iluminada. En unos segundos se dejó ver la cara la cual según el oficial Samaniego era de tez morena y tenia unos ojos muy grandes totalmente negros, esto es todo el ojo era negro así como una expresión amenazante. Tremendo susto se llevó el oficial quien de inmediato puso en reversa su unidad dando marcha atrás a velocidad tratando de alejarse del extraño ser enfrente de él.

En ese preciso momento el ser desconocido se abalanzó sobre la patrulla en una maniobra por demás inesperada ya que se lanzó volando hacia el vehículo cayendo en el cofre del mismo y golpeándose con el parabrisas por el fuerte impacto. Mientras el oficial Samaniego daba marcha atrás ahora aterrorizado por el extraño ente que se aferraba al vehículo y le observaba a escasos centímetros separados solamente por el vidrio del parabrisas pudo Samaniego en medio del desconcertante trance distinguir con claridad las facciones del extraño ser humanoide.

“Era una mujer de ojos muy grandes sin pupilas, completamente negros y me veía amenazante. Sus manos o garras arañaban el parabrisas tratando de agarrarme. Vestía totalmente de negro y era como una capucha que traía en la cabeza y una capa con una bola detrás. Yo pedía refuerzos desesperado por radio mientras seguía en reversa tratando de huir de esta cosa pero ella seguía aferrada sobre el cofre de la patrulla y agarrando el parabrisas".

Ante los llamados de auxilio del oficial Samaniego unas unidades de policía que andaban cerca de ese sector acudieron de inmediato asi como una ambulancia que también fue alertada sobre la situación. Llegaron al lugar de los hechos y encontraron al oficial Leonardo Samaniego dentro de su patrulla inconsciente victima de un desmayo.

Procedieron los compañeros del oficial a reanimarlo asi como a revisar los alrededores en busca del desconocido atacante aún sin saber los impactantes pormenores del intrigante suceso. En unos segundos llegó la ambulancia solicitada y pudieron los médicos auxiliar al oficial Samaniego quien aún se encontraba en estado de shock emocional, temblando y vivamente impresionado. Después de unos momentos en los cuales los médicos realizaron su labor de chequeo así como de signos vitales al oficial Samaniego y una vez un poco mas tranquilo dio sus primeras declaraciones tanto a sus compañeros policías así como al medico presente sobre el insólito incidente que acababa de presenciar. Pudo un reportero de la televisión local tomar las palabras del oficial Samaniego en ese preciso momento describiendo detalladamente el extraño encuentro con ese ser o entidad al cual se refirió como "Una bruja".

Era una bruja y volaba – menciona Samaniego – se me echó encima sobre la patrulla. Traté de huir de ella y finalmente me desmaye. No supe que pasó después. Pero volaba, si… volaba."

El nerviosismo es evidente en el joven oficial Leonardo Samaniego durante el testimonio dado a la cámara de televisión y un acentuado tic nervioso es visible en su pierna derecha al estar dentro de la ambulancia, reflejo innato de el fuerte shock emocional al que fue sometido durante la desagradable experiencia.

Fue trasladado el oficial Samaniego a la comandancia para rendir el reporte oficial de lo sucedido a su superior el comandante Alberto Garza quien ya estaba al tanto del incidente.

Posteriormente fue trasladado el oficial al Hospital Universitario para practicarle una evaluación psiquiátrica así como una serie de exámenes antidoping para efectos de establecer la posibilidad de substancias toxicas en su organismo, alcohol o algún tipo de droga para así comprobar o deslindar estas posibilidades como causa de alguna alucinación o trastorno mental.

El Dr. Edelmiro Pérez Rodríguez, coordinador de quirófanos del Hospital Universitario declaró a la prensa que después de haber examinado minuciosamente al oficial Leonardo Samaniego le encontraron física y mentalmente sano y los exámenes antidoping resultaron negativos. Esto fue confirmado también por el titular de Seguridad Publica y Vialidad de Guadalupe, N.L. el Sr. Hamlet Castilla ratificando que el oficial Samaniego es un buen elemento de la corporación.

Durante la investigación realizada una persona se presentó en un canal de televisión local afirmando que había logrado video grabar lo que podría ser el extraño humanoide volador. El testigo que optó por permanecer en el anonimato ante la conmoción suscitada por el incidente dio su testimonio sobre el extraño ente filmado durante el día el cual parecía flotar en el cielo y tenia una forma por demás extraña. Numerosas personas han estado hablando al canal de televisión reportando haber visto este ser volador desconocido, incluyendo tres policías del área de Santa Catarina quienes declararon haber visto lo mismo que el oficial Samaniego tan solo tres días antes.

Esto ha provocado gran excitación en la comunidad y cierta inquietud entre los vecinos de Guadalupe, especialmente los residentes de Valle de la Silla y colonias aledañas donde los vecinos sienten ahora temor de salir de noche de sus casas y hasta se organizan grupos de " Caza-Brujas" entre los jóvenes fanáticos de las emociones fuertes y los retos temerarios.